6 propósitos de nuevo año para la comunicación de tu empresa en 2016

¡Feliz 2016! Arranca un nuevo año y, aunque cualquier día es bueno para ponerse serio y marcarse una serie de objetivos para mejorar (nuestras vidas, nuestros negocios, nuestro entorno...), parece que resulta más fácil resetear el 1 de enero que cualquier otro día. En Sicre Comunicación nos pasa algo parecido y ya tenemos nuestra lista de objetivos para 2016... Pero, además, hemos pensado que no es mala cosa preparar para nuestros clientes emprendedores (y para cualquiera que se lance a crear un negocio) una lista con 6 sencillos propósitos de nuevo año para mejorar en aquello en que nosotros somos expertos: en comunicación para pymes y despachos de abogados. ¡Apúntatelos!

1. Comunicaré los hechos importantes de mi empresa

A tu agencia, a los medios, o a quien quiera que pueda hacer algo por difundir tus logros y hacerlos llegar muy lejos. A veces cerramos acuerdos que no comunicamos, ganamos sentencias que no trasladamos a potenciales clientes interesados en el mismo caso, lanzamos productos que no difundimos apropiadamente, organizamos eventos que no trascienden... Y entonces perdemos todo el potencial que pueden generar para nuestros negocios. Por eso, antes de dar estos pasos es importante trasladarlos a tu responsable de comunicación para que haga su trabajo de la forma más eficiente. ¡Explota tu trabajo al máximo!

2. Invertiré tiempo en mis redes sociales

Aunque en agencias como la nuestra podemos ayudarte a gestionar tus cuentas sociales y las personales, siempre es bueno preocuparse por dar movimiento personalmente a las redes con contenido propio, opiniones moderadas, guiños a otros negocios o personas que nos interesen... Intenta no descuidar tu presencia en la red y mantener cierta constancia en su uso, como una rutina más de cada día. ¡No tardarás en ver los frutos!

3. Daré importancia (y visibilidad) a mis opiniones

Cuando uno es experto en algo, el valor de su opinión sobre aquellos temas relacionados con su profesión se multiplica. Por eso a los medios de comunicación y a los ciudadanos en general les interesa saber qué piensan personas como tú sobre temas que ellos no controlan. ¿Por qué desaprovechar el valor de tus conocimientos? Puedes ofrecer tu visión a la prensa cuando se produzca un caso sobre el que puedas esclarecer algo. También redactar artículos de opinión y compartirlos en las redes o en esos medios... De este modo, lograrás que tu marca personal gane puntos y aumentarás tu valía (incluso de cara a ti mismo) como profesional.

4. Definiré los objetivos de mi empresa

Uno de los grandes escollos con los que nos topamos quienes trabajamos en comunicación es la falta de un objetivo claro por parte del cliente, o lo que es lo mismo, una falta de análisis sobre cuáles son los puntos fuertes del negocio y a qué público objetivo se quiere llegar. Podemos ayudarte a llegar hasta donde tú quieras, pero ¡primero tenemos que tener clara la meta! Una vez definida, pondremos toda nuestra maquinaria en funcionamiento para lograr todo lo que te propongas.

5. Invertiré más en comunicación

Ya sea en tiempo o en dinero... ¡siempre que sea necesario! Un esfuerzo a medias puede acabar generando un resultado poco satisfactorio para el cliente: cubrir sólo una red social cuando hay varias que pueden ayudarle, optar por una densidad de publicación más escasa de lo deseable para gastar un poco menos... son decisiones que a veces frustran el objetivo final. Lo ideal es que ningún servicio se lleve a cabo 'a medias'. ¿A que jamás dejarías tu casa pintada a la mitad? Por eso desde nuestra agencia somos flexibles a la hora de proponer nuestros planes de comunicación y ofrecemos fórmulas de responsabilidad compartida cuando el presupuesto es reducido, de forma que nosotros nos encarguemos de lo indelegable y el propio personal de la empresa asuma ciertas tareas. De este modo, rebajamos la factura final. Sin embargo, siempre es más deseable (y más eficiente) delegar todas estas tareas en experto. A nosotros nos costará menos tiempo y esfuerzo cumplir con el plan establecido, y ¡seguro que te quitaremos más de un dolor de cabeza!

6. Seré más creativo

Este objetivo es, sin duda, el más importante de todos. ¿Por qué? Pues porque afecta a absolutamente cualquier cosa: si usas la imaginación y te paras a analizar tu negocio desde fuera, podrás crear soluciones originales y revolucionarias que te hagan crecer cada vez más. Lo mismo se aplica a la forma de comunicarlas. Nosotros podemos darte cientos de ideas, pero es mucho más fácil para ti (que conoces mejor que nadie tu negocio) identificar en qué puntos puedes focalizar ese esfuerzo o cómo puedes dejar encantado a determinado perfil de cliente del que tienes una radiografía clarísima. Mantén los ojos abiertos, lee todo lo que puedas y más sobre tu sector... y trasládanos aquello que consideres de interés. ¡Seguro que juntos logramos que tu empresa crezca como la espuma!

¿Quieres saber más? ¡Consúltanos!