¿Cómo conseguir (gratis) seguidores en Facebook para tu nueva empresa?

Conseguir miles de seguidores en Facebook es el sueño de cualquier empresa: el éxito en esta red puede ser la fórmula perfecta para conocer mejor a nuestra comunidad de clientes, mantenerles informados sobre nuestra actividad y afianzar nuestra marca enla red. Con sus pros y sus contras, contar con una ‘fan page’ popular y dinámica siempre da ‘buena prensa’ y ayuda a afianzarnos en un mundo tan competitivo como el de Internet. Un mundo donde, dicho sea de paso, ya consumen 11 millones de españoles.

Entonces, ¿cómo conseguir que te sigan? Existen fórmulas de pago muy eficaces –otras no tanto- para difundir tu empresa en esta red social, pero hacerte con una comunidad ‘aceptable’ y a tu medida no tiene por qué costar dinero. Eso sí, te llevará horas y horas de trabajo y requerirá la misma constancia que empleas en el resto de facetas de tu negocio.

Estos son los tres puntos de partida que debes tener claros

- Define a quién quieres dirigirte y ponte en su piel para diseñar contenidos y ofertas que hagan que no puedan vivir sin seguirte. Piensa en tu propio comportamiento en la red: normalmente sólo seguirás a empresas que realmente puedan hacer algo por ti, o a aquellas que te aporten algún tipo de ventaja –descuentos, información de calidad, consejos y ayudas…- a cambio de tu fidelidad.

- Ten claro que es más importante la calidad que la cantidad: piensa que tu comunidad es el reflejo del público al que se dirige tu negocio, y tal vez en tu caso no necesites miles de seguidores -ni puedas aspirar a tenerlos-.

Además, de poco sirve tener seguidores que realmente no están interesados en tu producto o servicio, ya que distorsionarán la imagen que crees de tu público objetivo. Puedes sorprenderte al ver que, en contra de lo que pensabas, existe un segmento de clientes al que nunca te has dirigido y que, sin embargo, tiene un peso importante entre tus fans. En definitiva, si tu comunidad de fans es ‘verdadera’, podrás utilizar las estadísticas demográficas, por sexo, intereses, etc. para rediseñar tu estrategia y, quizás, incluso el rumbo de tu negocio.

- Apuesta por la calidad y la constancia. Sin estas premisas es complicado tener éxito en la red. No esperes resultados inmediatos ni bombardees a tus fans con excesiva información –normalmente basta con publicar una o dos veces al día-. Basta con demostrar que estás ahí y que lo que ofreces es siempre interesante y provechoso. Además, apóyate siempre que sea posible en material audiovisual.

¿Empezamos?

1. Invita a los contactos de tu perfil personal

Por algún lado hay que empezar, y la forma más sencilla –y eficaz- es invitar a quienes te conocen y a quienes ya conocen tu empresa. Puede que lo que ofreces no sea de su interés, pero tú sí lo eres y probablemente tengan algún amigo que sí te necesite. El ‘boca a boca’ también funciona en la red.

2. Haz referencia a tu 'fan page' de Facebook en el resto de tus redes, tu web y tu blog

Colocar el widget de Facebook en estos espacios o mencionar tu fan page en tus perfiles de Twitter, LinkedIn, etc. es una fórmula perfecta para integrar toda tu presencia en la red y trasladar fans de una plataforma a otra, homogeneizando tu imagen. Esta herramienta es imprescindible, especialmente cuando ya generas un tráfico importante en otra de tus plataformas. Demuestra que te tomas en serio tu imagen en Internet. También puedes incluir tu fan page en toda tu imagen corporativa: cartelería, firma de email, tarjetas de visita…

3. Utiliza tu base de suscriptores por email

Si tu negocio funciona a las mil maravillas en territorio offline, aprovecha lo que has cosechado para trasladarlo a la web. Por ejemplo, utiliza tu lista de correo para hacerles llegar una invitación a seguirte en Facebook y, si quieres garantizar una buena respuesta, ofréceles algo a cambio (un obsequio, un cupón de descuento, un tutorial…) El éxito está asegurado porque quienes ya se han interesado en recibir tu newsletter o tus ofertas por correo han demostrado que empatizan con tu negocio.

4. Genera debate

Esto es muy importante. Plantear preguntas a tus seguidores y tocar temas de actualidad relacionados con tu actividad es una buena herramienta para fidelizar y para conseguir que tus publicaciones lleguen a más gente. Además, conocer la opinión de tus fans –aunque a veces pueda ser doloroso- genera información muy valiosa que puede servirte para esquivar algún que otro posible problema antes de que llegue a producirse.

5. Crea una 'landing page'

La idea es que cuando un visitante que aún no es fan llegue a tu página por la vía que sea se encuentre con una 'landing page' en la que se le ofrezca algún tipo de obsequio a cambio de hacerse fan. No pierdas la oportunidad de conseguir seguidores con esta herramienta: tal vez esa persona no vuelva a pasearse por tu web y se vaya de ella sin saber todo lo que puedes ofrecerle.

¿Quieres saber más? ¡Consúltanos!