¡No sin mi blog! 10 razones por las que necesitas (ya) un blog corporativo

Ganar presencia en la web y lograr que tu negocio aparezca en los primeros resultados de Google es el sueño de cualquier empresario. Pero, como todo en la vida, requiere mucho esfuerzo, dedicación diaria y muchas, muchas horas de trabajo. Existen mil herramientas para mejorar lo que llamamos SEO (Search Engine Optimization), un término que hasta hace relativamente poco sonaba a ciencia ficción pero que (créenos) ya es una herramienta clave para captar clientes.

¿En qué consiste? Básicamente, se trata de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los distintos buscadores. Sin publicidad, sin AdWords… Sin nada que no sea el propio atractivo (y el buen diseño y construcción) de la imagen de tu empresa en Internet. Para ello, existen muchos trucos y consejos técnicos, pero por encima de todo hay una idea clave que debes memorizar: si quieres que los usuarios valoren tu negocio por encima de cualquier otro, debes aportar valor.

Con ello queremos decir que la web es un espacio perfecto en el que mostrar todo lo que sabes, posicionarte como líder y generar confianza entre tus potenciales clientes. Y para ello, necesitas un buen blog corporativo en el que hacerte ver no sólo como empresario, sino como consejero experto cuyas palabras son ‘sabiduría online’ que los internautas querrán compartir porque resulta de lo más interesante.

Si llegado este punto no estás convencido de la importancia de dar el paso, aquí te resumimos las 10 razones clave que harán que te lances a la piscina:

1. Eres el mejor, y lo sabes...

Y si lo sabes, ¿por qué no compartirlo con el resto del mundo? El boca a boca sigue funcionando, pero hay toda una generación de potenciales clientes que se mueve en la web a la hora de buscar a la empresa que solucione sus problemas. ¿Por qué no dejarles conocerte?

2. Podrás compartir tu opinión experta

Y eso es algo que se valora mucho. La confianza es clave a la hora de decantarse por una u otra empresa. Si los internautas buscan asesoramiento para resolver un problema legal y se topan con un artículo tuyo en el que desmarañas el problema, es probable que prefieran tu consejo al de alguien que, sencillamente, no existe en la red.

3. Mejorarás tu imagen

Y mucho. Del mismo modo que te preocupa tu apariencia personal y el trato hacia los clientes que entren a tu oficina, debe hacerlo la impresión que desprenda tu ‘sucursal’ en la red. Piensa que 1 de cada 3 internautas establece una relación con la marca a través de Internet, según el estudio Comercio Electrónico B2C de red.es y el Ministerio de Industria. Si tu imagen en Internet es mala, estás perdiendo al menos a un tercio de tus potenciales clientes. Así de simple.

4. El blog es una vía de comunicación directa

La cercanía al cliente es clave, y todo el mundo valora la posibilidad de poder interactuar con los profesionales que se plantea contratar. Al mostrar lo que sabes permites a los usuarios comentar, plantear sus dudas… En definitiva, puedes crear una vía de comunicación directa con ellos.

5. Identificarás nichos de mercado

Una de las grandes ventajas de Internet es que puedes medir el éxito de tus publicaciones y, por ende, extraerás información muy valiosa sobre qué asuntos preocupan más a tus los clientes. Tal vez gracias a ello puedas rediseñar los esfuerzos de tu empresa y poner el foco en aquello que más se demanda. Son muchas las empresas que utilizan la respuesta de los internautas para realizer test o pruebas de productos o conceptos, etc.

6. Atraerás tráfico a tu sitio

Lo explicábamos al principio de esta entrada, y ahora te lo recordamos: si publicas asiduamente contenido de interés, conseguirás un flujo constante de tráfico hacia tu web, y ello hará que tu posicionamiento en buscadores como Google mejore. Nada mejor que eso para ganar la batalla a tus competidores.

7. Mejorarás tu presencia en redes sociales

A nadie le gusta el autobombo. Si quieres funcionar en redes sociales como Facebook o Twitter y ganar (y mantener) seguidores, necesitas aportarles algo interesante que leer y compartir. Retuitear contenidos de otros y usar estas plataformas para contar lo maravillosa que es tu empresa te servirá de poco: tendrás que demostrarlo.

8. Serás más humano

Algo complicado en un medio tan impersonal como Internet. Ya que la presencia física es imposible en la web, con un buen blog corporativo estarás haciendo todo lo posible por mostrar quién eres y acercarte al público.

9. Tus logros llegarán más lejos

Una cosa es no abusar del autobombo y otra muy distinta no aprovechar la red para hacer llegar al público los éxitos de tu empresa. Además, las opiniones favorables de los clientes jugarán a tu favor: éstas influyen mucho en la decisión final de quienes pueden contratar tus servicios o comprar los bienes que ofreces.

10. Crearás sinergias

Hay muchas comunidades profesionales en la web que funcionan de maravilla y que podrán abrirte las puertas a nuevas oportunidades de negocio con otros empresarios de tu sector. A veces una buena actividad en la red puede ser mucho más eficaz (y más barata) que una reunión en el mejor restaurante de la ciudad.

¿Quieres saber más? ¡Consúltanos!